Los libros como los conocemos son herramientas completísimas. La paginación, la bibliografía o el índice son los instrumentos de navegación en un mundo en el que Internet ha convertido, mediante el scroll de las pantallas, la información en un flujo homogéneo y amorfo. Sin embargo, supongamos que los libros tienen un ADN, que cada libro es más que un volumen aislado y tiene principios orgánicos. Tal vez una estructura particular

Una herramienta Ad Hoc Los grandes lingüistas del siglo XX interpretaron cómo funciona el lenguaje, las relaciones entre los lenguajes naturales y formales, etc. etc. y entre sus méritos estar haber llegado a desarrollar sus «teorías». Estamos en la era de las meta teorías. Básicamente, ahora disponemos de un arsenal infinito de «teorías» para estudiar el lenguaje, y esas teorías son «modelos programados» aplicados a marcos de estudio. Pensar es